cafe dindurra

Retrocedemos sobre nuestros propios pasos para viajar en el tiempo y regresar a los años veinte. El café literario anexo al Teatro Jovellanos volverá a la segunda década del siglo pasado el viernes 20 de mayo con una fiesta temática que toma prestado el  nombre del carismático protagonista de la novela de Scott Fitzgerald con residencia en Long Island. El espíritu de El Gran Gatsby revivirá en el Dindurra.

El café literario más antiguo de Asturias, con su estética art decó,  recreará los años de Ley Seca en una fiesta abierta a todo el público. Por la calle de Begoña de Gijón desfilarán las largas pitilleras, cabezas adornadas con plumas y vestidos con aire charlestón que se juntarán para disfrutar de la fiesta y de la cena previa, un menú de 26 euros compuesto por  un Gin-Fizz de bienvenida; Dúo: De ostra al natural y cóctel de Gambas; Ensalada Waldorf; Vacio Wagyu  Laminado con dos Salsas; y Brownie de chocolate con Helado de Vainilla. De ‘re postre’, otro cóctel.

La coctelería será, precisamente, otro de los hilos  conductores de la fastuosa noche. Las salvajes fiestas del Gran Gatsby eran famosas por su ambiente excesivo y extravagante también porque se regaban con alcohol, vetado en la época. La prohibición vigente en los Estados Unidos fue la chispa que encendió el ingenio y alumbró el mundo de la coctelería y los combinados para cuya elaboración se requería menor cantidad de alcohol. Los ‘barmans’ del Dindurra repasarán y servirán las grandes bebidas de la época.

La música sonará, además, en directo como hacía en la época del jazz para seducir a los festivos invitados a los festivales clandestinos en casa del excéntrico Gatsby. Bailarán los asistentes al encuentro ‘clandestino’ y también los ‘bailarines’ contratados y habrá un ‘photocall’ muy especial para poner el toque más auténtico a todo el montaje.

Por Gijón ya circulan billetes de ‘dolar y medio’ con el rostro del último Gatsby inmortalizado en la gran pantalla por el oscarizado Leonardo di Caprio. ‘One dollar and a half’ resta un euro y medio a cada uno de los cócteles que circularán por la barra y las mesas del café literario en una noche clandestina cuya lista de asistentes aún está abierta.fiesta gran gatsby

 

Share